jueves, 20 de noviembre de 2008

RECUERDOS

Instantes de memoria, dibujando nuestro pasado, anhelando cada segundo, siempre deseado. No hay esperanza por haber navegado solo imperativos por no haberlo conseguido; flotar en sus aguas, es simplemente la cumbre y parte de nuestro destino. Paralizar cada momento, idealizarlo y hacerlo nuestro, es el sabor que nos queda y el deseo que más tarde nunca llega. Poseer esa belleza, digna del mejor pintado, o descifrar esa angustia, propia de un mal resultado, trae consigo espacios solitarios, llenos de bruma, oscura y fría por la angustia, cálida y viva por su hermosura. Las olas siguen rompiendo y el mar continua irrigando. toma en tu alma la sonrisa más preciada y besa la sal mojada, esperando siempre, que la marea esté en su más profunda calma…

No hay comentarios:

Quizá te guste saber...

Blog Widget by LinkWithin