jueves, 18 de diciembre de 2008

"LARME"


Una lágrima cae, se desliza,
pura en su estado más inherente,
brota de la entraña mía.
 
Surca la piel, dejándola dormida,
acompasando el alma triste,
que un día, estimó demasiado la vida.
 
Estos ojos que te miran, están encadenados,
ahora solo observan que no estás,
y la sal, los ha secado.
 
Despedida la pasión, me deja recogida,
los lienzos de tinta y de papel,
me sonsacan la lágrima más antigua.
 
Cual, diáfana mía, cuál será el día,
en que tu no manches mis camisas,
por ver alejarse, aquello que más quería?
 

2 comentarios:

Paco dijo...

Precioso,
no puedo decir otra cosa.

Un beso

Flipo en octarino dijo...

El tiempo... hacedor de consuelos permite convertir pena en nostalgia..

Un beso,

Quizá te guste saber...

Blog Widget by LinkWithin