miércoles, 15 de julio de 2009

AL PREDICADOR


Pobre indigno, pobre roble
mutado de boca y esfinge
tiene una arruga que le atraviesa.
No es más, no pesa
sus oídos ya no oyen
y su corazón le encarcela.
En su espalda hay una trampa,
que le vuelca la mirada
indómita y mate
profunda y perfilada.
Lee bajo la lluvia,
escribe en las ventanas
no sabe que el agua
renace, pura y confiada.
Sus dientes ya no muerden,
solo mastica la simiente
entre vómitos, entre llantos
desgarrados y ausentes
de una dulce luz
que un día ocupó su mente.

15 comentarios:

€_r_i_K dijo...

Desgarrador, pero bello....


Como sabes hacerlo....


Abrazos Sea....

TORO SALVAJE dijo...

El declive.
Siempre llega.
A todos.

Besos.

Lujo dijo...

Hola Hola Sirenita!!
Mi niña, has conseguido que se me encoja el corazón.
Un poema con fuerza y reicindicativo.
Mil felicidades.
Cuidate mucho con este calorcillo!!
Abrazotes gigantes!!

Ramiro dijo...

Así, sirena, vamos llenando el pozo del olvido,
con amores cínicos, dolorosos desamores
y sangrantes traiciones, decepciones y agravios.

En este roble seco no obrará la primavera su milagro
no le brotarán las hojas verdes del olmo de Machado,
ni las limpias y puras aguas de tu río
revivirán sus raíces sedientas.

Pobre desgraciado, condenado a tu ausencia!

Margot dijo...

Pasa que, un día te das cuenta de que ya no eras lo que antes... y en ese decrepito momento, el roble se astilla y la justicia pasa factura a las cosas del pasado, a las malas, porque las buenas si fueron pocas ya quedaron olvidadas... Se fue la dulzura de la luz, que un día ocupó su mente... y queda la oscuridad, el perdón, la humanidad... El desamor.

Un fuerte abrazo, Sirenita.

migul dijo...

Veo que no perdiste la esencia... pues yo la verdad esque tengo todo esto un poco olvidado, aver si lo retomo cuando vuelva de Londres... un beso!

INSTANTES dijo...

bella estructura; pero me queda la duda que un roble pierda asi el horizonte.
saludos!

Raúl dijo...

No tengo versos, sólo un saludo, después de estar tanto tiempo sin pasearme por los tuyos... tus versos.

Runas dijo...

LLevaba algun tiempo sin pasarme por aquí, y cuando lo hago me encuentro con este increible poema. Un beso

patxi dijo...

Me gusta como escribes....volveré a pasarme.
Abrazos.

JuanSe... dijo...

oigo una voz que sigue susurrando y miro y es esa esfinge que se ha marchado de casa para que no vuelva a herirle...

un abrazo, muy buen relato

MAG dijo...

Ese predicador da lástima,
¿Será que toma conciencia y renace?

Tú sigue de pie, segura de tí...me encantan leerte

La sonrisa de Hiperión dijo...

"En su espalda hay una trampa,
que le vuelca la mirada
indómita y mate
profunda y perfilada."

las mentes no siempre pueden ser arrebatadoras y diáfanas, siempre se van oscureciendo, y si a eso le añadimos a religión de por medio...

Saludos!

Vago Recuerdo dijo...

Que bello poema!!.

Me quedè varado en tu blog, realmente està hermoso.

Saludos y volverè a pasar mas seguido a desgustar tus letras

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Excelente poema, me encantan, me parecen una obra de arte los dos primeros versos, geniales de verdad. Y el resto se deja llevar en lo desgarrador.

Enhorabuena, escribir un poema como este vale más que un premio literario.

Un beso,
Juanma

Quizá te guste saber...

Blog Widget by LinkWithin