sábado, 28 de marzo de 2009

LA PRIMERA VEZ QUE... (Aportación a "Sábados Literarios")

Tengo que añadir algo, que no se me puede escapar...porque ha movido algo aquí dentro... Para todos los de la excursión, Nyma, ha hecho algo precioso que no esperaba encontrarme y quiero compartirlo con vosotros, ya que también estáis implicados. Un beso fuerte a todos! (Mañana paso, para acabar de leeros a todos). Recuerdo…. La primera vez que…mi madre nos compró nuestro primer bolso. Para entonces, casi todas las chicas de nuestra edad, ya llevaban su último modelito y lo lucían con orgullo. Recuerdo como me lo probé delante del espejo y mi madre me miraba ilusionada, acicalándome el pelo y mostrándome lo hermosa que estaba con esa pieza suspendida de mi hombro. -Pero es que….mama…es muy bonito…pero… -Que…ya no te gusta, no? Yo para entonces, odiaba los bolsos, no me gustaban. Lo encontraba una carga inútil, para llevarlo todo el día a cuestas… Para que iba yo a querer una obligación semejante, teniendo los bolsillos, aquellos tan pequeñitos y funcionales de los tejanos (esos que justo están encima del bolsillo grande)?. Y lo bien que iban para echar allí los duros y las pesetas que te sobraban…? Para que quería tanto espacio, si con los que tenía en la chaqueta me bastaba y me sobraba? (Psss… la verdad es que los encontraba ridículos y cursis, pero claro, no podía hacerlo público. Todas llevaban bolso!) La cuestión es que mi madre, promovió unas cuantas intentonas en los siguientes años y no había nada que hacer conmigo. Mis hermanas, ya habían pasado por el tubo y lucían preciosas ante sus ojos, pero yo…que no y que no… Con el tiempo, y los que me conocen lo saben (para el que no se lo crea..), he adaptado ese artículo a mi vestuario y también con el tiempo, me he vuelto adicta a ellos…jeje. Ahora, verme buscar el móvil en él, es toda una odisea…Antes de llegar a la llamada, aún estoy buscando por el espacio… si antes no lo he volcado todo, claro. Esto es una propuesta de Mercedes, que hoy conduce nuestra amiga Ardilla.

42 comentarios:

Paco dijo...

Bolsos y mujeres, son dos cosas que van muy unidas.

Nunca he entendido para que necesitais los bolsos tan grandes.

Lo peor del caso, es cuando os llaman por el móvil. La persona que intenta comunicarse con la mujer del inmenso bolso no sabe que: O bien ella no oye el sonido por ser una musiquilla de esas modernas que se confunde con el resto de sonidos, o simplemente porque cuando la mujer a acabado de rebuscar en él, ya ha saltado el contestador.

Los hombres somos más simples. Un par de bolsillos bastan para alojar nuestras pertenencias.

Una buena aportación a este sábado.

Un beso desde el bolso...

Ardilla Roja dijo...

Ay los bolsos jajajaja no me gustan nada. Los uso, pero raras veces.
Si son grandes empiezo a meter cosas y luego llevo un peso detesto y si son pequeños, siempre falta sitio jajaja

Tomé bien aquellos en forma de mochila porque al menos el peso se llevaba repartido. Hasta hace poco tuve uno y es el que usaba para ir con los peques de paseo, al llevar las manos libres los podía controlar mejor.

Gracias por la confianza por participar Sirenita.

Un beso

Carmina dijo...

muy bueno, yo no lo he usado hasta que no empece a trabajar me parecian un estorbo como a ti, sin embargo ahora los llevo bien grandes, y siempre andan lleno de todo, menos de lo que realmente necesitas, y cuando suena el movil una odisea que he solucionado con una funda con correa y lo cuelgo al cuello en cuanto entro en la oficina o en casa, cuando voy por la calle, meto la cuerdecita dentro del bolsillo interior y no hay mas que tirar de ella, y por cierto tambien me he hecho adicta y me gustan de todas las formas y colores

Nyma dijo...

Jajaj...
Creo que no podría salir sin el, en el, uufff!!!, encuentro de todo, juguetes de mi hijo, el pintalabios que llevo hace años, y creo que no he utilizado mas que una vez, esos papeles, que sin mirarlos sabes que son y siguen en solemne reten, ahí, ocupando mas el enoooorme!!! bolso, porque eso si, la moda encima, nos los hace cada vez mas inmensos, para que en nuetra práctica vida, los llenemos de absurdos e innecesarios bartulos!!!

Bueno ...alianza al bolso, también nos ha solucionado cosas, es la casa, casi reducida a lo mínino.

Sea, una primera vez, que resulta con la práctica menos traumática!!

Un beso mi niña!!!

THQTQMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMM............

Sandra S dijo...

jajaja como te entiendo!! Nunca me gustaron, y siguen sin gustarme. Solo en muy contadas ocasiones y por obligación. Nunca se que ponerle, así que va la billetera vacía ya que el dinero siempre lo llevo en el bolsillo, un llavero destornillador y la agenda si la voy a necesitar, sobra bolso por todos lados!!! Ahhh y el celular pero apagado jaja

Abrazotes y feliz fin de semana!!

Marina dijo...

Bolsos, grandes o pequeños, sin duda practicos.Hay veces que llevo hasta herramientas, pideme lo que quieras y lo sacaré del bolso.jajaja. Muy buena tu primera vez. Un saludo.

merce dijo...

El bolso, que acompaña con tus preciadas cosas, tu intimidad, un poquito de ti, vá contigo...

Aunque a veces no consigamos esa llamada que se pierde en los espacios, y tus manos bailan en tre sus huecos la danza de la desesperación....ohhhhh !!!

Un besito SeaSirens.

Any dijo...

Hola Sea, yo tampoco era muy partidaria de los bolsos (o cartera como le decimos aqui habitualmente), pero con el tiempo se me hicieron imprescindibles. Donde llevaría sino la cantidad de cosas que necesito? Aunque en realidad cotidianamente uso solo el 2% de lo que hay en el ;)
un beso

Pantera dijo...

Supongo que al final todas acabamos usándolo pero estoy contigo en que resultan un verdadero tostón, sobretodo por ejemplo cuando vas a bailar y tienes que dejarlo en ese guardarropía siempre tremendamente lleno de gente haciendo cola para dejar sus pertenencias en él.
A mi me pasa como a tí en cuanto a lo del móvil nunca lo encuentro cuando me llaman si lo llevo en el bolso y eso que tengo un espacio especial para él.
Buen relato para este sábado.
Un abrazo de finde

Lujo dijo...

Hola Sirenita,
Pues eso Reina mía...que el bolso es un peñazo......pero todas hemos acabado sucumbiendo a él. Buaaa, buaaaa, buaaaa.
Ais....cuando pienso lo que me gasto en ellos me entran sudores fríos ;P ;P ;P
Cuidate mucho, abrazotes enormes y super buen finde ;)

SILVIA dijo...

YO LOS ODIABA PERO AHORA..NO VIVO SIN ELLOS JEJEJEJEJ
ADEMAS , SON UNA CAJA DESORPRESAS, HAY DE TODO¡¡¡
ME ENCANTO LEERTE, Y ME GUSTA ADEMAS ESTO DE LOS SABADOS LITERARIOS, HOY SERA MI PRIMER RELATO, EN MI OTRO BLOG
UN ABRAZO Y HASTA EL PROXIMO

mar dijo...

Hola Sea, por lo que veo somos muchas a las que nos costó pasar de los bolsillos al bolso, en mi caso la transición se dió con el nacimiento de mi hija y una vez acostumbrada al del coche de capota ya no sabia que hacer sin él, despues pasé a la mochila como Ardilla por eso de que con niños pequeños mejor las manos libres y ahora que van creciendo he pasado a los bolsos, además cuanto más grandes mejor, y me he aficionado a tenerlos de varios colores para combinar aunque luego caso siempre llevo el mismo por comodidad.
Un beso de Mar Azul.

Celia dijo...

¡Qué sería de nosotras sin un bolso!. Pero claro... todo tiene un momento en la vida.
Buen relato para este día de sábado.
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Me ha gustado.
Tiene un tono rebelde aunque al final claudique.

Besos.

Balamgo dijo...

Un complemento de la vida.Y a veces, que bien viene...:) Un saludo

Maat dijo...

Hola Sea: Me alegra leerte.

Me ha parecido muy gracioso tu relato. Lo de los bolsos de las mujeres sería cosa de estudio en profundidad. Mis bolsos son unos laberintos de cuidado. Y nunca que meto la mano, encuentro lo que busco...

Un abrazo.

Maat

Mari Carmen dijo...

Ay, Sea, los bolsos... qué tarea. Me gustan mucho, pero reconozco que los llevo lleno de cosas y cuanto más grandes, peor. ¡Es que no hay manera de encontrar unas simples llaves! Así que no sabes cómo te comprendo. Son odiosos, los bolsos. Imprescindibles para mi, pero odiosos :)

Yo no recuerdo cuándo llevé mi primer bolso, pero debió ser alrededor de los 18 :)

Me ha encantando tu primera vez, guapa :)

Un beso

Sinuhe dijo...

Pues si, lo de los bolsos es todo un misterio que no entendemos los hombres. ¿Porque algo poco práctico e incómodo os vuelve locas? (Me refiero a los bolsos, no a los hombres),jejeje.

Muy bueno.

Un saludo

Noelplebeyo dijo...

Siempre me he sorprendido de la cantidad de cosas que los bolsos femeninos pueden tener...yo si me falta algo, no lo dudo...se lo digo a una mujer con bolso...

besos

megg dijo...

que chuli!!!! ME HE ACORDADO DE EL PRIMERO que tuve de color rosa he?? jo que mono era ,tenia que haberlo guardado ainsssss

que chulo me ha encantado
una besadeta desde la illa !!

BONA NIT

Esteban dijo...

Las mujeres soleis llevar de todo en el borso, un beso

XoseAntón dijo...

El bolso y las mujeres, las dos el mismo misterio...

Lo que a ti te sucedió con el bolso, SeaSirens, me ocurrió a mí con lo de afeitarme todos los días. Será posible, ¿pasar por lo mismo cada día? ¡Maldita barba! y aún no eran más que unos pelitos. Al final nos acostumbramos, qué remedio.

Bikiños

Dorotea dijo...

Evito las tiendas de bolsos y las zapaterías con multiofertas porque en cuanto veo bolsitos, carteras, mochilas o bolsones entro en trance y me gustan los más rabiosamente estrafalarios, los que no encajan conmigo, los que por ser diminutos me harían parecer aún más grande... He llegado a acariciar modelos invendibles, diseños objetivamente horribles y solo las risas histéricas de buenas amigas o la ofensiva ironía de mi hijo me han hecho desistir.
Un abrazo desbolsado.

tejedora dijo...

Me ha gustado tu escrito. Me ocurría lo mismo: no lo necesitaba. Con el paso de los años pasaba lo contrario, pues no me cabían las cosas en los bolsillos y sí en el bolso.

Besos.

rodri dijo...

histora de bolsos, bolsas y balsas(salvavidas)...recuerdos al estilo de George Perec con sus Me acuerdo.
BESOS

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

¿Cómo puede ser que no ten gusten los bolsos? Somos un caso contrario, yo estoy enganchado a mi eterna riñonera que tiene de todo, es una especie de riñonera-doraemon... jajaja. ¡Qué haría yo sin mi riñonera! Y tú, una chica, y no queriendo llevar...
Original primera vez,
besos guapa,
Juanma

tag dijo...

Si, si, te comprendo perfectamente porque a mi me pasó lo mismo.
Con el bolsito me sentía ridicula y me parecia de "abuelas" de veintitantos años. ja,ja,

Muy bueno lo del bolso,es algo que ya tenia olvidado y me lo has recordado... y nuestras madres, tan contentas de ver a sus hijas ya a cuestas con el articulo que más nos identifica.Es cierto.

Besos sirenita

SOMMER dijo...

Si es que hay veces que la madurez nos otorga un plus de practicidad que nos vuelve absurdos.

O eso, o ahora ya no llevas tejanos y chaqutas.

CASANDRA dijo...

(aqui voy con los rezagados....)
menos mal que lo adoptataste mujer... bueno, por eso, una mujer sin esa caja de pandora...???? imposible!!!!!! un beso grande sinerita. nos seguimos viendo, porque estos paseos sabatinos son un fenomeno!!!!!!

MAG dijo...

A mi en lo personal no me gusta ni salir de compras ni los bolsos, pero claro!!!, voy de compras y uso bolso.

Luly cada cumpleaños me regala un bolso nuevo se emociona y me apura a dejar el bolso que me regaló hace 12 meses, me dice que solo yo atoro la energía en la bolsa. Se sienta junto a mi y como un general no pierde detalle de mi revision, me dice: "¡Que Bárbara!, muñequitos, canicas, notas de hace 7 meses, dulces sin terminar, pinturas que nunca usas".

Sirena, con esta entrada me llevas a analizarlo y me doy cuenta que lo que me gusta de mi bolso es la tradicion que ha creado entre mi amiga y yo, porque me gusta mucho cuando revisa conmigo papel por papel, y me dice: "ya era hora de renuevar tu bolsa amiguita, pura energía nueva". Y así lo siento...

Gracias Sirena Un fuerte abrazo

JuanSe... dijo...

yo sufrí eso mismo!!! nunca me gustaron los bolsos... no era capaz de sostenerlos... siempre buscaba quien lo llevara por mi... pero era imposible... pero hoy quiero uno y cuando lo compro quiero otro y asi sucesivamente como te debe pasar a vos...

un abrazo

estela dijo...

Dicen estos hombres blogueros que los bolsos son misteriosos jajajaj.
En el mio llevo: mi cartera (y la de mi marido)
mi movil (y el de mi marido)
clines (y los de mi marido).....

¿qué misterio tiene?
ajajaja

besos

Diario De Un Rincon. dijo...

lo encuentras todo, menos lo k buscas,yo tambien llevo bolso de vez en cuando y es una odisea.

muy bonito el relato.

un salu2.

INSTANTES dijo...

..adicciòn jaja, claro que si, son
irremplazables.
un abrazo!!!

Raúl dijo...

Somos esclavos de los complementos, querida sirena. Y si no, que se lo pregunten a El Corte Inglés.

Femme d chocolat dijo...

Qué gracia, a mí antes me pasaba algo parecido,hasta que descubrí que existían los bolsos gigantes, sí esos casi casi como los que llevaban los cartetos de antes. Ahí me enganché a llevar bolso, uno casi más grande que yo , que siempre le compraba a los chavales marroquies cuando venían para las Fiestas de Pilar, a los puestos hippies.
Luego llegaron los hippies y desempolvaron los antiguos bolsos bordados en seda y hechos de pedazos de patchwork, como aquellos originales de los años 60´s , pero en versión año 2000. Y ahora me enganché a una cadena de bolsos que existe aquí (no sé si en otros lados) que se llamana MI SA KO, y son muy deportivos, grandotes y baratos, jajaja ¡ la cuadratura del círculo!. Y allá que voy yo con mis bolsos de imitación vaquera, de pana con infinidad de bolsillos y cremalleras, o directamente a lo "Coronel Tapioca" , como si me fuera a ir de safari... más contenta que unas pascuas ^_^

Un beso, entre cremalleras

Pero eso si, tampoco encuentro nunca nada dentro. Bien es verdad que los amigos que han echado un vistazo dentro dicen que es : el bolso de Mac Guiver, porque se puede encontrar de todo; hasta una linterna; por si acaso....jajajja

megg dijo...

en la morada de la luna tienes una cosa para ty

Maria Varu dijo...

Pues para mí el bolso es casi insustituible, donde llevaría yo mis cosas indispensables? También es cierto que cuando busco algo en él o me lo he dejado o simplemente no lo encuentro... pero el bolso me acompaña siempre.
Luego tengo mis manías, que me lo pueda colgar, que sea grande pero no un saco, que sea práctico nada de estar cambiando según la vestimenta... en fin, supongo que ciertas manías que son ¿creo? bastante generalizadas.

Un beso Sea.

Felisa Moreno dijo...

Muy bueno lo de los bolsos, a mí tampoco me gustaban demasiado, pero ahora ya no puedo pasar sin ellos, y tampoco encuentro el móvil nunca.

un beso, sirenita

Mimí dijo...

A mi me ocurrió algo similar, sólo que yo continúo evitándolos en la medida de lo posible, y sustituyéndolos por mochilas, que destrozan menos los hombros. ¿_A que no sabíais que muchas mujeres son operadas sobre los 60 de rotura de ligamentos en el hombro y mucha culpa la tienen los bolsos y la plancha?
Bueno, pues algo más a añadir al bagaje.
Un abrazo, _Sea, un placer leerte.

azpeitia dijo...

Habías traspasado el Rubicón de otra generación...los primeros tejanos comprados en Francia produjeron una conmoción en mi padre y encima con unas zapatillas de playa...ahora la nueva generación nos considera -carcas, aburridos, desfasados...-
Un abrazo de azpeitia

Le Sang dijo...

de niña a mujer las cosas cambian , de mujeres ya no podemos salir sin un bolso ,y ke te combine eh!
un beso ,esta mui bonita la reflexion
<(+_+)>

Quizá te guste saber...

Blog Widget by LinkWithin