miércoles, 12 de agosto de 2009

COMO EN UN ESPEJO, NOS REFLEJAREMOS EN LA TORMENTA...

Hoy me levanté por la mañana, y entre cristal mojado, abría el pico una calandria… No se movía, acurrucada, su cuerpo cansado traía la noticia. Venía volando… Llegaba asustada… Su plumaje, mojado, matizándose hasta el color de la desdicha. Que haces en mi ventana linda golondrina? -No más que mostrarte lo que no veis… en los tempranos ojos desamparados, que os dominan a modo de burgués. Son mis ojos linda, mis retinas, no las de aquél… -Pues esas son las que quiero las que juegan al juego, y reflejan en hechos, lo que hay que hacer. Muy bien, déjame que acoja en mi palma tu anémico dolor, vecina, que hoy tus tristezas son tuyas, pero mañana serán de las dos. -No quiero tu mano, no quiero tu flaqueza, solo quiero la lucha, prima con la destreza… Solo quiero a la Madre Tierra. ........... Hoy me levanté por la mañana, por la sirena de una ambulancia, hoy me levanté… y estaba muerta la mañana.

10 comentarios:

INSTANTES dijo...

la madre tierra que nos acuna y nos pide misericordia.
un abrazo!!!

Ave Mundi Luminar dijo...

Una preciosidad de texto, que quizá luzca aun más bello para aquellos que desentierren la piedra roseta que ayude a descifrar sus enigmas...

Bello en cualquier caso, porque infunde esa complicidad necesaria que me recuerda que no hace mucho al abrir la puerta de casa, una mañana, como tantas otras, descubrí que... "la mañana estaba muerta".

Gracias... como siempre gracias.

Un abrazo Sea

Lujo dijo...

Hola Sirenita,
Te has salido con este poema. La primera parte me ha hecho soñar....No sé explicar la linda esperanza que me has hecho sentir.
El final es demoledor....., pero ¿¿y si la mañana reviviera?? ;)
Apuesto por las cosas bonitas que han de venir y la magia del presente o el mañana.
Cuidate muchísimo!!
Abrazotes enormes, de corazón!!

Ramiro dijo...

Oh! Mi sirena renovada y en mudanza,
cada día muere la mañana y sus instantes
pero cada momento brotan oportunidades
para recuperar el aire y la esperanza.

Una golondrina te percató de la añoranza
y del olvido de tu esencia, de tentaciones
de abandono y de permanentes pesares
que te habían conducido a la destemplanza.

Del mágico encuentro quedó la golondrina
envenenada por tu soñado amor y el deseo,
y cada día ansía tu sonrisa y tu golosina.

Pasará el verano envuelta en neblina
comiendo de tus manos un grano etéreo
que tu alma de poeta y tu palabra ilumina.

Marisa dijo...

Nunca se sabe lo que
habrá cada mañana
cuando llegue la
luz a la ventana.

Un texto lleno de ternura.

Besos.

Noelplebeyo dijo...

Las mañanas que nacen muertas, anuncian un día en penunmbra

Besos

€_r_i_K dijo...

Ains bella!!!

Compariremos el dolor, para que duela la mitad, y las risas también las compartiremos, para que la alegría sea el doble....


Besos Salados.....

ONUBIUS dijo...

Es lo que tiene la mañana, lo mismo que llega se marcha, pero siempre quedara otro mañana que resurgira de entre la oscuridad, complice de la luna mas juguetona y participe de los claro oscuros en tu ventana.

Abrazzzusss...

Margot dijo...

La muerte de algo recien nacido... Luz en penunbra, duelo de luces al despuntar el alba... Nada de lo que no podamos, una vez más, resucitar ¿verdad?

Besos y Perseidas... mis mejores deseos.

MAG dijo...

"Solo quiero la lucha"

Siempre adelante Sirena, Animo que habemos muchos contigo, si, aunque nuestras mañanas se figuren tambien muertas, "Solo luchemos" sigamos adelante y atravecemos por fin este túnel.

Besos de mil colores

Quizá te guste saber...

Blog Widget by LinkWithin