martes, 5 de enero de 2010

TIC,TAC...



Te recordé
y una vez más, estuviste sentado a mi lado
sin cubiertos,
sin platos,
estuviste como está el tiempo,
recordando…

Tu codo rozaba mi espacio
y en el reflejo,
de bohemia,
de fotos,
de puertas que dan paso,
dejaste hilos de tu ropa impregnados.

Volviste
y entre tumultos, sonreías en cada cuarto,
como los del mecanismo expresado,
modulando siempre un horario.
Tic, tac …

Quizá te guste saber...

Blog Widget by LinkWithin