jueves, 19 de noviembre de 2009

HECHOS (CON)SUMADOS...

 
Nadie ve como se asoman
y enlazan sus dedos, simuladamente,
para empuñar su amor,
abrigándose…
Nadie sabe quien son,
porque nadie los ve,
sin pretextos,
se ahogan en el balcón
se mueren de sed,
tan vehemente, tan ciega,
que trasmuta la esencia.
Los adoquines son perspectivas danzantes,
que  ilustran cada susurro
cada trago de saliva,
cada noche,
aguardando la luz de una farola,
la de cualquier arrabal.
En las mejillas hay frío de mariposas,
aleteos de incursión
de una marcada controversia.
Efluvios de fajina y,
el volteo de un carillón,
duermen las vistas para más tarde,
ahora ya son las ocho…y dos.

 

Quizá te guste saber...

Blog Widget by LinkWithin